top of page

PERDIENDO PARA GANAR

Estas últimas semanas se nos ha estado enseñando acerca de la primera Iglesia, en Hch 2, como perseveraban en la palabra, en la oración, en la comunión unos con otros, en la Santa cena, en vivir llenos del Espíritu Santo. Esta forma de vivir su vida cristiana, de forma auténtica y poderosa, hizo que el poder ilimitado de Dios, obrara en ellos, cambiando su forma de pensar, su conducta, siendo ejemplo en su forma de vivir y ese poder obrará a través de ellos alcanzando no solamente a familia, amigos, vecinos; sino también a otras ciudades y países, de tal forma que a día de hoy el evangelio ha llegado a nosotros y se está extendiendo por el mundo entero.

Nosotros somos parte de esa Iglesia, al igual que ellos hemos sido perdonados, reconciliados con Dios, hechos hijos De Dios, familia, pueblo de Dios, somos herederos de sus promesas, tenemos propósito, una misión y una esperanza de vida eterna. Sabiendo el gran tesoro que tenemos es que el apóstol Pablo escribe en Romanos 12:1

»Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional.« RVR 1960
»Por eso, hermanos míos, ya que Dios es tan bueno con ustedes, les ruego que dediquen toda su vida a servirle y a hacer todo lo que a él le agrada. Así es como se le debe adorar.« TLA
»Entonces, hermanos les pido que respondan a la gran bondad que Dios nos ha mostrado. Ofrézcanle sus cuerpos como sacrificio vivo. Vivan sólo para Dios y sean agradables a él. Tal adoración es su verdadero propósito como seres humanos razonables. (considerando lo que ha hecho, es justo que lo adoren de esta manera)PDT

Vivamos vidas entregadas, dedicadas a Dios, a tener relación con Él, a servirle, a hacer lo que le agrada, eso es lo razonable, la única manera de vivir nuestra vida cristiana, esa es la única manera de adorarle, eso es verdadera adoración. Esos son los verdaderos adoradores que el Padre busca.

¿Estoy viviendo sólo para el Señor? o ¿estoy viviendo la mayor parte de mi vida dedicada a mí ? ¿Vivo para servirle? O ¿vivo para servir a mis intereses, sueños, proyectos, deseos, a las personas que quiero? ¿A qué o a quién le estoy entregando mi vida, mis estudios, mi profesión, mis bienes, mis conocimientos, mis talentos, mi dinero? ¿Estoy haciendo todo lo que a él le agrada, vivo para agradarle a él? O ¿vivo para agradarme a mí, a mi familia...?

»No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.«Romanos 12:2 RVR1960
»No se amolden a los criterios de este mundo; al contrario, déjense transformar y renueven su interior de tal manera que sepan apreciar lo que Dios quiere, es decir, lo bueno, lo que le es grato, lo perfecto.« Romanos 12:2 BLPH

»No imiten las conductas ni las costumbres de este mundo, más bien dejen que Dios los transforme en personas nuevas al cambiarles la manera de pensar. Entonces aprenderán a conocer la voluntad de Dios para ustedes, la cual es buena, agradable y perfecta.« Romanos 12:2 NTV

Marquemos la diferencia, no nos dejemos influenciar por la forma de vivir, de pensar, la manera de afrontar las diferentes problemáticas de la vida como este mundo lo hace.
Dejemos que el Señor, Su Palabra nos transforme, nos cambie continuamente, cada día. Así aprenderemos a conocer lo que Dios quiere, Su voluntad, y aprenderemos a entender que Su voluntad para nuestra vida es perfecta, no se equivoca, todo lo que Dios quiere es bueno para nuestra vida, es para beneficiarnos, es excelente, es lo mejor. Su voluntad nos llevará a vivir una vida agradable, plenamente satisfactoria, de felicidad.

La mujer de Lot se dejó influenciar por la cultura, por la forma de vivir de las personas que tenía a su alrededor, por el amor casa, a sus bienes materiales, a todo lo que había conseguido con tanto esfuerzo. Lo prefirió a obedecer a Dios, y eso hizo que perdiera su vida.

Judas, se dejó influenciar por el deseo de poder, avaricia, incredulidad. No permitió que las enseñanzas de Jesús cambiaran su forma de pensar acerca de lo que debía hacer con Su pueblo, perdió la vida.

»Luego Jesús dijo a sus discípulos: «Si alguno de ustedes quiere ser mi seguidor, tiene que abandonar su propia manera de vivir, tomar su cruz y seguirme. Si tratas de aferrarte a la vida, la perderás, pero si entregas tu vida por mi causa, la salvarás. ¿Y qué beneficio obtienes si ganas el mundo entero pero pierdes tu propia alma? ¿Hay algo que valga más que tu alma?«Mateo 16:24-26 NTV

Los primeros cristianos eligieron vivir su vida para Cristo, y pasaron por persecuciones, por trampas de enemigos, de sus propios familiares, muchos tuvieron que huir, otros que morir, pero a pesar de eso, vieron al Espíritu Santo acompañándolos, consolándolos, llenándolos para hacer Su Obra, no escondieron su fe, sino que fueron luz, bendición a todas las familias de la tierra.

»Aprovechen cada oportunidad que tengan de hacer el bien, porque estamos viviendo tiempos muy malos. No sean tontos, sino traten de averiguar qué es lo que Dios quiere que hagan. No se emborrachen, pues perderán el control de sus actos. Más bien, permitan que sea el Espíritu Santo quien los llene y los controle.«
Efesios 5:16-18 TLA

A pesar del sufrimiento, de la maldad, podemos aprovecharlos para hacer el bien. Podemos afrontar las situaciones difíciles, las trampas del enemigo, llenándonos del Espíritu Santo. Vivamos continuamente siendo llenos del Espíritu Santo, dejándonos controlar, enseñar, guiar, fortalecer por Él.

¿Qué vamos a elegir nosotros? ¿Vamos a vivir la nueva vida que Dios nos ha dado entregados, dedicados a Él ? ¿Vamos a hacer lo que a Él le agrada? ¿vamos a vivir haciendo Su Voluntad, haciendo las obras que Él nos de para hacer?

bottom of page